¿CÓMO SE APRENDE?

La Técnica Alexander es un método de trabajo práctico en el cual el profesor guía el aprendizaje a través de la experiencia con la ayuda de contacto manual e instrucciones verbales que enseñan al alumno a ser el sujeto de su propio desarrollo.
Se aprende en clases individuales que pueden durar entre 30 y 60 minutos. La frecuencia y el número de clases dependen de cada caso y de cómo progresa el alumno. A modo orientativo la Asociación de Profesores de la Técnica Alexander de España, recomienda realizar unas 30 clases individuales para obtener la habilidad de utilizarla de forma autónoma.
También se puede aprender en grupo como complemento a las clases individuales.
Por lo general, se recomienda ir vestido con ropa cómoda y preparado para trabajar sin zapatos.

Imagen