PREGUNTAS FRECUENTES

Aprender la Técnica Alexander implica aprender a percibir mejor nuestro cuerpo y usarlo mejor, con más eficacia y soltura. Se trata de cambiar paulatinamente los patrones de movimiento del organismo. Desgraciadamente es muy difícil variar esos patrones por nosotros mismos, puesto que están tan enraizados que ya no los notamos. Por eso se hace imprescindible el profesor. El profesor facilita y acelera el proceso de aprendizaje y ayuda al alumno a aprender a percibir mejor qué es lo que estamos haciendo con nosotros mismos. Una disciplina de estas características no se podría aprender si las lecciones no fueran personales 

 Las clases en grupo son un buen inicio, una buena introducción al conocimiento de la Técnica Alexander y pueden ser un complemento a las clases individuales. Son enriquecedoras en el sentido de que se pueden intercambiar experiencias, observar cómo los compañeros cambian su manera de moverse y ver en los demás cómo se reflejan los propios patrones hábitos.  Sin embargo, para profundizar en el proceso de aprendizaje es imprescindible recibir lecciones individuales

No se trata tanto de hacer ejercicios, sino de explorar y aplicar los procedimientos aprendidos en clase en la vida cotidiana 

Depende de los profesores. La duración acostumbra a ser de 30 a 45 minutos por clase y el horario se suele convenir con el alumno. 

La Asociación de Profesores de Técnica Alexander (STAT) recomienda un mínimo de 20 a 30 clases para poder adquirir un control efectivo sobre el cuerpo, pero como todo, es relativo. Depende de la necesidad de cada uno y del interés por profundizar en el proceso de aprendizaje que presenta la Técnica Alexander. 

Estamos construyendo nuevas formas de usar el cuerpo, así que lo ideal sería que al principio las clases fueran cuanto más seguidas, mejor. Después se pueden ir espaciando. Dos o tres por semana sería un buen comienzo, porque los cambios son mucho más evidentes. Si no fuera posible se recomienda acudir una vez por semana. 

No es necesario traer ropa especial, se aconseja que sea ropa cómoda para no restringir el movimiento y unos calcetines gruesos en invierno, ya que generalmente en las clases se va descalzo.

La formación se desarrolla durante tres años (1.600 horas como mínimo) y cada trimestre (enero, abril y diciembre) se gradúan y admiten estudiantes. Es cuestión de conectar con una escuela de formación y ver qué es lo que te interesa más.

+INFO